Visión

Convencidos de que la integración social pasa por la autonomía afectiva y personal, queremos que nuestra vida institucional y comunitaria se reconozca como una fraternidad humana entre personas con distintas experiencias humanas y espirituales en la que todas se sienten acogidas, acompañadas y  respetadas en sus procesos vitales.

Aspiramos a ser parte activa de una red de solidaridad que denuncia situaciones de injusticia e impulsa alternativas y proyectos para superar la exclusión social y favorecer la inclusión de las personas empobrecidas de nuestra sociedad, en especial de aquellas con experiencia penitenciaria.